La memoria visual secuencial es la capacidad que tenemos de visualizar y retener series para poder recuperarlas cuando lo necesitemos.

 

Solemos ayudarnos de la memoria secuencial auditiva para dar mejor integración a la información, repitiéndonos la serie que tenemos que recordar, pero a veces no nos puede ayudar.

 

La memoria secuencial visual es clave para nuestros peques a la hora de integrar palabras y no tener faltas de ortografía.

 

¿No te ha pasado nunca que cuando lees un texto te has parado en una palabra y te ha molestado una palabra? ¡Uf! ¡esto me parece raro! (parece que te molesta a la vista) Es porque la visualización interna de esa palabra y lo que estás viendo no concuerdan.

 

¿Qué les pasa a los niños que no tienen memoria visual secuencial?

 

Escribirán una misma palabra de mil formas diferentes sin darse cuenta, solo por cómo ellos creen que suena, pero una “v” y una “b” suenan igual, se confunden la “y” y “ll”, una “h” puede pasar desapercibida y un acento puede ir en cualquier vocal.

 

He visto muchos niños que escriben en una línea del texto “havia”, en la siguiente “abia” y en la última “habia”, ¡TODAS SUENAN IGUAL! así que en este aspecto, ¡la memoria auditiva no les puede ayudar! Pero la memoria visual secuencial SÍ

 

En la copia también nos puede ser de gran utilidad, al final las palabras son secuencias de letras, si visualizamos más palabras, la copia será más rápida y no tendremos que parar tantas veces a mirar qué pone.

 

¿Cómo podemos trabajar la memoria secuencial?

 

¡Con la visualización! Ser capaz de imaginar la secuencia es clave para la integración de la misma. Siempre les digo a mis peques que cierren los ojos y se imaginen la secuencia, como si hiciesen una fotografía con sus ojos.

 

(Tenéis un ejemplo de ejercicio en el mismo post de instagram)

 

Para empezar a trabajar, podemos empezar por colores, es mucho más visual y fácil, pero podemos seguir con piezas de diferentes formas y/o colores en secuencia (una detrás de otra), números, letras al azar y palabras.

 

Un ejercicio muy bueno para trabajar las faltas de ortografía con los peques con los que copiar mil veces la misma palabra no sirve de NADA, es enseñarles la palabra, que cierren sus ojos y la visualicen y por último que la deletreen al derecho y al revés SIN PARAR.

 

Y vuestros peques, ¿tienen muchas faltas de ortografía?

 

Espero que os haya parecido interesante

 

No dudéis en compartir con personas que les pueda interesar