Gracias al equilibrio podemos mantener la posición en el espacio y tiempo.

 

Sobre nuestro cuerpo actúan diferentes fuerzas, la principal, la gravedad y debe de responder a estas fuerzas haciendo un sobreesfuerzo para mantener la postura corporal.

 

Hay dos clases de equilibrio:

  • Estático: mantener una posición de forma estable sin movimiento
  • Dinámico: mantener la posición en desplazamiento

 

Para tener un buen equilibrio, hay que tener en cuenta diferentes factores:

 

  • El equilibrio va muy ligado a la propiocepción y al conocimiento corporal, será muy difícil tener un buen equilibrio sin ellos.
  • El oído. En el oído medio se encuentra nuestro sistema vestibular, el que nos indica nuestra orientación corporal, desplazamientos, giros y aceleraciones ayudándonos así con el equilibrio.
  • La visión también nos ayuda al equilibrio, todos los ejercicios de equilibrio son más complicados con los ojos cerrados. La fijación y la visión periférica nos ayudan a orientarnos en el espacio y mejorar la posición que tenemos en él.

 

Una buena forma física y flexibilidad, también nos ayudarán a tener un mejor equilibrio.

 

 

¿Para qué necesitamos el equilibrio?

 

Para desplazarnos por diferentes superficies sin caernos, poder realizar ciertos movimientos, mantener la postura en ciertas situaciones, ir en bici… En general, para poder llevar a cabo nuestra vida diaria.

 

Un buen equilibrio nos previene de caídas y nos da confianza en nuestros movimientos. Necesitamos un buen equilibrio para un buen desarrollo motor.

 

 

¿Cuándo empezamos a trabajar el equilibrio?

 

La primera vez que trabajamos contra la gravedad es, cuando de bebés, nos ponemos boca abajo e intentamos levantar la cabeza, ahí empieza nuestro desarrollo del equilibrio (cómo compensamos la gravedad) y gracias a él, nuestro desarrollo de la coordinación.

 

 

¿Cómo trabajarlo?

 

Siempre deberíamos de empezar por la posición más sencilla de todas, tumbados en el suelo, e ir avanzando poco a poco según veamos que nuestro peque avanza. Si le es muy fácil, podremos ir de forma más rápida en las fases iniciales.

 

  • TUMBADO: boca a bajo
    • levantar la cabeza del suelo, mirando hacia adelante
    • levantar la cabeza y los dos brazos
    • levantar la cabeza y las piernas
    • levantar cabeza, brazos y piernas
    • hacer el balancín
      • repetir secuencia con los ojos cerrados

Aguantar unos 10 segundos la posición y descansar, volver a repetir después.

 

  • 4 PATAS, posición del gato:
    • Levantar mano derecha
    • Levantar mano izquierda
    • Levantar pierna derecha
    • Levantar pierna izquierda
    • Levantar mano y pierna del mismo lado
    • Levantar mano y pierna de lados contrarios
      • Repetir secuencia con los ojos cerrados
      • Repetir la secuencia moviendo la cabeza

 

  • SENTADOS:
    • Levantar piernas y brazos estirados hacia los lados
    • Levantar piernas y brazos estirados hacia adelante
    • Levantar piernas y brazos estirados pegados al cuerpo
      • Repetir secuencia con ojos cerrados
      • Repetir la secuencia moviendo la cabeza

 

  • DE PIE ESTÁTICO:
    • Piernas separadas
      • brazos estirados
      • brazos pegados al cuerpo
      • brazos en movimiento
    • Piernas cruzadas
      • brazos estirados
      • brazos pegados al cuerpo
      • brazos en movimiento
    • Doblar una pierna
      • brazos hacia los lados
      • brazos hacia adelante
      • brazos pegados al cuerpo
    • Una pierna levantada y estirada
      • brazos hacia los lados
      • brazos hacia adelante
      • brazos pegados al cuerpo
    • Una pierna levantada y en movimiento
      • brazos hacia los lados
      • brazos hacia adelante
      • brazos pegados al cuerpo
    • A pata coja agacharse y levantarse
    • Una pierna levantada en horizontal, echando el cuerpo hacia adelante
    • Repetir todas las secuencias con los ojos cerrados
    • Repetir la secuencia moviendo la cabeza

 

  • DINÁMICO:
    • caminar en cuclillas
    • seguir una línea recta pisando punta y luego talón.
      • hacia atrás
        • ojos cerrados
    • seguir línea curva y con giros pisando punta y luego talón
      • hacia atrás
    • Saltar a la pata coja
    • Ir en bici
    • Caminar de puntillas
    • Caminar sobre los talones
    • Caminar en diferentes superficies
    • Caminar llevando algún objeto haciendo equilibrio con él en la cabeza, mano...
    • Realizar los ejercicios que se puedan con los ojos cerrados
    • Realizar los ejercicios que se puedan moviendo la cabeza

 

  • OTROS: podemos practicar el equilibrio con diferentes objetos tales como balancines, barras de equilibrio, pelotas de pilates…
  • PARA LOS MÁS PEQUES:
    • 6-12 meses: sentarlos encima de un cojín en la cama (mover el cojín), gatear por desniveles
    • 12 1 24 meses: triciclo, caminar en cuclillas, tabla curva
    • 24 a 36 meses: caminar por una tabla (en decathlon hay un kit de equilibrios muy chulo), bicicleta sin pedales, caminar con un plato de plástico con una pelota encima, levantar una pierna.
    • 36 a 48 meses: tablas de equilibrio, ir en patín... muchos ya podrás realizar algunos de los ejercicios mentados anteriormente, algunos con un poco de ayuda, así que podemos jugar a que nos imiten.

 

Además, podemos trabajar el equilibrio trabajando otros factores que le afectan:

  • Flexibilidad
  • Tono muscular
  • Fijación visual
  • Movimientos oculares
  • Visión periférica
  • Visión binocular (esto sería con ayuda de un profesional, si detecta que los dos ojos no "apuntan" al mismo lugar y no trabajan juntos, es un tema muy extenso que hablaremos en otro momento)

 

Estos ejercicios pueden empezar a hacerse con unos  3-4 años aproximadamente, ¡esto no quiere decir que un niño de esta edad pueda realizarlos todos! Empezad por los equilibrios tumbados.

 

Si cuesta mucho alguno, podemos ofrecerles un punto de apoyo para empezar, por ejemplo nuestras manos, y que poco a poco dejen de utilizarlo.

¡Por hoy es todo!

 

¡Espero que os haya gustado, no dudéis en compartir con personas que puedan necesitar esta información!

 

¡El equilibrio es básico para que nuestros peques se muevan con seguridad y así puedan automatizar los movimientos!

 

¡Un saludo!